¿Cómo comprar la primera vivienda?

Los jóvenes entre 25 y 35 años que deciden comprar por primera vez un inmueble tienen sus prioridades bastante claras, las cuales varían según sus proyectos de vida. En general se interesan por departamentos de tamaño medio y cerca de sus lugares de trabajo. Los casados, en tanto, se preocupan de quedar cerca de colegios y supermercados.


La sola idea de adquirir un inmueble requiere de un profundo análisis de las posibilidades económicas que se tengan para ello, y de sí la propiedad cumple con ciertas condiciones básicas para hacer más grata la vida en el lugar. Según datos de diferentes corredoras de propiedades las personas entre 25 y 35 años saben muy bien lo que buscan y se toman el tiempo necesario para dar con ello, más si la gran mayoría de los profesionales va mejorando su poder adquisitivo, lo que abre otras posibilidades a la hora de ver ofertas. De hecho, estas mismas empresas aconsejan que la compra de una vivienda debe ser vista como una inversión a largo plazo y considerar siempre el proyecto de vida familiar que quieren desarrollar, porque quienes compran departamentos para una persona y luego contraen matrimonio tienen que vender para adquirir algo más grande. Por lo anterior se recomienda que los inmuebles de este tipo reúnan las condiciones que los haga fácil de arrendar en caso de ser necesario, pues los expertos en ningún caso ven como positivo vender si se lleva poco tiempo pagando el dividendo, de hecho no creen prudente ofrecer la propiedad antes de los seis años, de lo contrario lo más seguro es que se pierda dinero.

Respecto a cuáles son los tipos de vivienda preferidos por los jóvenes, el departamento de dos habitaciones y dos baños, reúne la mayoría de las preferencias, un poco más atrás se ubican los de una habitación y un baño. En ambos casos se busca que los complejos habitacionales estén equipados con quinchos, gimnasio, lavandería y que tengan buena vista y gastos comunes bajos. Lo ideal es que los edificios no tengan más de 15 años y que no hayan sufrido daños por el terremoto de 2010.


Solteros o casados


Quienes han decido comprar pensando en un proyecto de vida en solitario suelen buscar sitios próximos a sus trabajos, con fácil acceso a áreas verdes y estaciones de metro o transporte público en general y en barrios cercanos a universidades. En cuanto a las propiedades que buscan, éstas pueden ser nuevas o usadas, ojalá sin grandes defectos para una rápida reparación o remodelación. Sobre lo anterior hay que tener claro, según señalan quienes se dedican a la venta de inmuebles, que los departamentos nuevos si bien son más pequeños gozan de mejores terminaciones en baños y cocina. Por el contrario, las viviendas antiguas ofrecen mayores espacios pero el mobiliario de esas habitaciones suelen presentar serios problemas de desgaste lo que obliga a invertir en reposiciones. Por su parte los matrimonios jóvenes se preocupan que la vivienda esté ubicadaen un buen sector residencialy que además tenga buena conectividad, ofrezca una amplia gama de servicios como malls, centros de salud, supermercados y colegios. Sean cuales sean las características de la vivienda o del entorno en que se emplaza, los expertos aconsejan preocuparse de precio y tener siempre presente que el dividendo mensual no debe superar el 25% de los ingresos.


También te puede interesar: